Sensaciones del escapista en Red Room Escape

Sensaciones del escapista en Red Room Escape

Seguro que si ya has probado algún juego de escape sabes de lo que hablamos. Pero para los novatos, es importante abordar este tema. ¿Cuáles son las sensaciones que vive el escapista que se adentra en Red Room Escape? Tu cabeza y tu cuerpo darán mil vueltas sin que te des ni cuenta. Y para eso estamos nosotros. Esto es todo a que vas a enfrentarte antes, durante y después de realizar un juego de escape con Red Room Escape.

El antes de un escapista

Llegas a nuestra sala de escape y esperas a comenzar la aventura. Un miembro de nuestro equipo te cuenta la trama en la que vas a sumergirte. Y la adrenalina empieza a crecer. Pones todas tus capacidades en órbita para dar lo mejor de ti. Estás preparado, pero algo nervioso. ¿Qué tipo de pruebas habrá? ¿Seré capaz de resolver alguna y ayudar a mi equipo? ¿Quién de mis compañeros será el más competitivo? No te alarmes, ha llegado el momento de responder a todas estas preguntas.

El durante de un escapista

Si antes de entrar en la habitación estabas nervioso e inquieto, la verdadera diversión empieza ahora. Lo primero que haces es observar todo. Tus ojos se mueven rápido e intentan recopilar la máxima información posible. ¿Por dónde empezar? No te preocupes, sabrás cuál es el inicio del juego de escape. La adrenalina que sentías antes de entrar se dispara. Ha llegado el momento de enfrentarte a todos los retos, acertijos y pruebas que te planteamos en Red Room Escape. Tendrás que trabajar en equipo y dejar los nervios a un lado. Vivirás momentos de mucha tensión, sobre todo cuando te atasques. Pero no te desesperes, si estás atento, resolverás cualquier dificultad. Hasta que salgas. Porque saldrás. Tarde o temprano, dentro o fuera de tiempo, saldrás.

El después de un escapista

¿Y ahora qué? Pues si has conseguido resolver el misterio de La Consulta del Dr. Anderson o El Cónsul antes de que el tiempo se agote, estás de enhorabuena. Y si el cronómetro ha superado los 60 minutos, no pasa nada. Habrá muchas oportunidades más. Tras la celebración, llegan las valoraciones. Que si tú has resultado ser un crack en esto, que si tú te has quedado empanado y no has ayudado nada… Por supuesto, en tono jocoso, comentarás cada detalle del juego con tu equipo. Y llega el momento de relajarse y tomar un descanso. Merecidísimo. Y, claro está, empezar a pensar en cuál será el próximo room escape en el que te adentres. ¿Cuál de estas sensaciones del escapista repetirás?

Y ahora que ya conoces todo lo que pasa por el cuerpo y la mente de un escapista, ha llegado tu momento. ¿Por cuál de nuestros juegos te decantas? La Consulta del Dr. Anderson y El Cónsul te esperan con los brazos abiertos. Decide qué temática te apetece más y ábrete a un mundo de nuevas sensaciones. ¡Estás a un paso de convertirte en un gran escapista!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies